10 razones para venir

Visit Pontevedra

1

Perderse por uno de los Centros Históricos más importantes de Galicia

Declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1951, el centro histórico de Pontevedra es uno de los mejor conservados y de mayor extensión de Galicia, fiel testigo del esplendor medieval de la ciudad, cuando aún estaba profundamente ligada al mar. La belleza de sus calles y plazas maravilla a todo aquel que las visita. El pasado hidalgo de Pontevedra es patente al caminar al paso de los numerosos blasones y escudos heráldicos que ocupan las fachadas de casas populares y de abolengo.

2

Pasear por la ciudad que camina

Pontevedra es una ciudad que va a pie. De peregrinos y peregrinas que la cruzan de sur a norte, hacia Compostela. Pero también de la gente a la que gusta caminar cada día, porque saben que la calle o la plaza en la que viven es a continuación de su propia casa.

3

Comprobar cómo es una cidade en la que los peatones son los protagonistas

Pontevedra dejó de ser un espacio invadido por los coches. Hoy es una ecociudad referente internacional de calidad urbana y sostenibilidad. El espacio que ocupaban los coches ahora es utilizado para favorecer la movilidad de la gente. Los carritos de bebés, las sillas de ruedas y las bicicletas pueden atravesar la ciudad sin obstáculos. Todo el centro histórico y diversas zonas comerciales están cerrados al tráfico, excepto servicios y residentes, lo que permite pasear, relajarse y fotografiar libremente y sin miedo a ser atropellado. Además, Pontevedra es, desde 2011, la primera ciudad con la velocidad limitada a 30 km por hora en todas las vías de su territorio urbano.

4

Saborear la gastronomía local

La capital de las Rías Bajas destaca también por su buena gastronomía. Lo demuestran los cientos de locales desparramados por todas las plazas y jardines de la ciudad, donde se puede degustar la calidad de los productos del mar y de la tierra, tanto en las elaboraciones tradicionales como en las propuestas de los nuevos valores de la cocina gallega.

5

Terracear, ya sea de día o de noche

La ciudad es un gran escenario urbano para el ocio que se llena de fiesta a cada paso y que se convierte en un espléndido marco para el café, el vermú, una cerveza o una copa. Tanto si es de día como de noche, siempre apetece disfrutar del ambiente de las concurridas terrazas. Esto es vida!

6

Comprar en un gran centro comercial urbano

Pontevedra no es una ciudad ni demasiado grande ni demasiado pequeña. Se puede recorrer perfectamente a pie, tanto el centro turístico como sus alrededores. Los pequeños comerciantes de Pontevedra forman un gran área comercial urbana cómoda y accesible, con una oferta amplia y variada en un ámbito que invita a comprar tranquilamente. Pontevedra Capital Shopping.

7

Descubrir los tesoros que custodia el Museo de Pontevedra

Está considerado como uno de los museos provinciales más importantes del estado español, tanto por la riqueza como por la variedad de sus colecciones; entre ellas destacan la de orfebrería prehistórica, el famoso tesoro de oro de Caldas, el más importante depósito de hachas de bronce del talón, la más valiosa colección de azabaches de España, cruces parroquiales, una preciosa colección de cerámica de Sargadelos o la obra casi completa de Castelao, uno de sus fundadores.

8

Disfrutar de una amplia y variada oferta cultural y de ocio

La cultura rezuma por cada piedra. La amplia y variada oferta cultural y de ocio está impulsada por el potente ciclo festivo anual y la programación habitual, tanto de entidades oficiales como privadas, de grandes exposiciones y de pequeños conciertos. El espacio público se invade a cada instante con citas como el Festival Internacional de Jazz y Blues, la Feria Franca, Itineranta (teatro de calle), la Peregrina, el Surfing The Lérez, el mayor Carnaval urbano de Galicia y otras convocatorias a lo largo de todo el año. Plástica, teatro, música, nuevas expresiones, moda y variados cursos y congresos que llenan de vida a ciudad.

9

Relajarse en contacto con la naturaleza

Sentir los rayos del sol, mirar los árboles, escuchar el sonido del viento y del agua, respirar aire puro, tocar y oler las plantas alrededor, contemplar las hermosas vistas de un paraje natural, desconectar de la rutina… Pontevedra alberga una intensa oferta de propuestas de ocio en contacto con la naturaleza.

10

Sentir la cálida acogida de sus gentes

Dice la estrofa de la cantiga popular que “Pontevedra es buena villa, da de beber a quien pasa. La fuente en la Ferrería, San Bartolomé en la plaza”. Y efectivamente este dicho expresa a la perfección la esencia de la ciudad: la hospitalidad. Pontevedra, ciudad acogedora y cordial, pasó de cruce de caminos a lugar de encuentro, y todos pueden disfrutar de ella, de su historia… y de su agua.

.

Visit-Pontevedra - Concello de Pontevedra Turismo de Pontevedra S. A.
CASA DA LUZ
Praza da Verdura s/n
36002 - Pontevedra
+34 986 090 890
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  
Top