El Camino Portugués en Pontevedra

Visit Pontevedra

El Camino a Santiago es una experiencia recomendable para realizar en algún momento de nuestras vidas. Esta gran vivencia se verá, sin duda, agrandada antes las maravillas arquitectónicas y artísticas que los visitantes encontrarán a su paso por la “buena villa de Pontevedra”. La ciudad del Lérez posee una rica zona monumental en la que destacan sus calles y plazas, llenas de cruceros, pazos, fuentes y soportales. Mención especial merece la capilla de la Peregrina, en forma de vieira, protectora de los peregrinos que marchan por el Camino Portugués de Santiago.

La condición de Pontevedra como ciudad vinculada al mundo jacobeo es indiscutible, no en vano está considerada como la capital del Camino Portugués a Santiago.

El trazado del Camino de Santiago Portugués hace su entrada en la ciudad por su parte sur, por el lugar denominado O Marco y avanza por la calle de Conde de Bugallal. Tras girar a pocos metros a la izquierda por la calle de Otero Pedrayo y pasar por debajo del puente del ferrocarril y al lado del albergue de peregrinos Virxe Peregrina, sigue por las calles del Gorgullón, Eduardo Pondal, Virxe do Camiño y de la Peregrina, para llegar finalmente a la plaza y al Santuario de la Peregrina, corazón de la ciudad de Pontevedra, que con su peculiar forma en concha de vieira, rinde homenaje a los caminantes.

En el centro histórico penetra por la Puerta de Trabancas, también conocida como Puerta del Camino. Pasa por los Soportales dejando a la derecha la hermosa plaza de la Ferraría, que debe su nombre al trabajo de forja que antaño se practicaba en este lugar, y un poco más lejos los jardines de Casto Sampedro con la célebre fuente de la Ferraría. Sobre estos jardines se alza el convento y la iglesia de San Francisco, santo peregrino a quien la tradición atribuye la construcción de este edificio con ocasión de su peregrinación a Compostela.

El recorrido prosigue por la plaza de Curros Enríquez –lugar donde había estado el antiguo hospital de San Juan de Dios– y por la calle Real dejando a la izquierda la plaza del Teucro, en la que existen hermosos escudos heráldicos que dan buena cuenta de la hidalguía de la ciudad. A pocos metros se encuentra la fuente de los tornos y, al final de la calle, la plaza de Celso García de la Riega. Tras girar a la izquierda, el trayecto continúa por la calle de A Ponte, por la que se llega a la plaza de Valentín García Escudero, kilómetro cero de la historia de la ciudad, porque aquí quedan vestigios de miliarios romanos de la vía XIX Bracara- Lucus- Asturica, de arcos ocultos del puente del siglo XII, del puerto medieval mejor conservado de la península ibérica y de un importante tramo de la muralla del siglo XVI.

Tras cruzar el río Lérez por el milenario puente del Burgo que le da nombre a la ciudad y constituye uno de sus símbolos más representativos, así como Camino inequívoco de Compostela, se puede ver a la derecha un crucero situado en el antiguo predio en el que había estado la capilla de Santiaguiño del Burgo, otro de los importantes hitos jacobeos de la ciudad. Esta capilla fue derribada y trasladada a otro lugar de este barrio, ahora bien con categoría de parroquia y con el nombre de iglesia de Santiago Peregrino del Burgo. Para visitarla, hay que dejar momentáneamente el Camino girando a la derecha por la calle de Xoán Manuel Pintos. Con el Pabellón de los Deportes a la izquierda, se avanza por la avenida de A Coruña hasta llegar al lateral del estadio de fútbol Pasarón, donde se halla la iglesia. Se puede apreciar en su fachada una imagen pétrea de Santiago Peregrino con las uvas y el maíz en una iconografía propia de la ciudad de Pontevedra que fue donada por la Asociación de Amigas y Amigos del Camino Portugués.

Para volver de nuevo a la Ruta Jacobea después de la visita a la iglesia, se puede bordear el estadio de Pasarón por las calles de Leonardo Enríquez y de Luis Otero hasta llegar a la calle de A Santiña, por donde el Camino abandona la ciudad.

Tras pasar por el observatorio de la Xunqueira de Gándara o de Alba, un humedal de setenta hectáreas clasificado como Espacio Natural de Interés Local, con centenares de especies vegetales, más de ciento treinta de aves, 14 odonatos y unas cuarenta de mariposas, el itinerario discurre paralelo a la vía del ferrocarril hasta el lugar de Pontecabras, siguiendo hacia el norte hasta alcanzar la iglesia rectoral de Santa María de Alba, edificada originariamente en el siglo XII en estilo románico, consagrada por el afamado arzobispo Diego Gelmírez y enteramente reconstruida en el XVIII. Su torre campanario es típica de los templos rurales gallegos.

Medio kilómetro más adelante y tras pasar bajo las vías, la ruta transita por San Caetano de Alba, donde se encuentra la capilla homónima del XVIII, así como por la parroquia de Cerponzóns, por los frondosos bosques de Reirís y Lombo da Maceira. A partir de aquí entra en Barro, otro municipio del Camino, a través de una pequeña ponte de piedra que cruza el riachuelo llamado O Rego do Cárcere.

Visit-Pontevedra - Concello de Pontevedra Turismo de Pontevedra S. A.
CASA DA LUZ
Praza da Verdura s/n
36002 - Pontevedra
+34 986 090 890
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  
Top