Aumenta-lo tamaño do texto Voltar ó tamaño orixinal do texto Reduci-lo tamaño do texto

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

Visit Pontevedra - Turismo Pontevedra

Pontevedra, a capital das Rías Baixas

« »
 

El turismo es una clave decisiva para ayudar a Pontevedra a salir de la crisis

Mi objetivo de que la ocupación hotelera media suba un 10% en tres años es factible




Ernesto Enrique Páramo Fernández (Pontevedra-1969) es diplomado en Empresariales, Máster en Calidad del Producto Turístico por la Escuela Oficial de Turismo de Madrid. Ha sido profesor del Master de Dirección Hotelera y de Calidad de Gestión Hotelera de la Universidad CEU-San Pablo y del Máster de Alta Dirección Internacional de la Universidad Politécnica de Valencia.

SUSANA REGUEIRA - PONTEVEDRA "Han sido 16 años fuera de Pontevedra, desde que me he ido a estudiar el máster, que fue una decisión derivada del hecho de que quería ampliar mis estudios de Turismo, por aquel entonces se estaba empezando en España con las implantaciones de los sistemas de calidad, sobre todo en hoteles, que hasta ese momento no había nada, y éste es un regreso a mi ciudad”. Desde su nuevo despacho de la Casa da Luz y todavía “deshaciendo maletas”, el gerente de la Empresa Municipal de Turismo recuerda su labor en diferentes hoteles europeos y americanos, un trabajo centrado en el turismo de calidad y un bagaje de la empresa privada “que pienso trasladar al desarrollo de Pontevedra como destino”.

—¿Qué opinión le merece el sector turístico gallego de la actualidad?

—En Galicia el sector tiene un desarrollo potencial importante de crecimiento, un potencial muy importante vinculado a los temas de naturaleza, paisajísticos, gastronómicos y culturales, fundamentalmente.

—¿En este escenario es especial el caso de Pontevedra?

—El caso de Pontevedra va en la misma linea, sólo que esta ciudad tiene un gran casco histórico en el cual a lo largo de estos últimos años se ha trabajado mucho. Eso significa una gran baza para a partir de ahí lograr una gran proyección de Pontevedra. Hay que pensar que para el turismo es muy importante el tema de comunicaciones y cómo estés tu a nivel de comunicaciones, Pontevedra está geográficamente situada de manera excelente para convertirse en un centro de recepción de turistas que se quieran mover por todo el área de las Rías Baixas, por eso el lema “Pontevedra, capital de las Rías Baixas”, porque desde aquí se tiene fácil acceso a Ourense, Valença, Tui, Sanxenxo, Vilagarcía, Cambados, Oporto, Braga, Santiago... Es un cambio cultural que hay que conseguir, Pontevedra puede convertirse en el eje que tome el turista para desde aquí hacer ciertas excursiones y no como sucede hasta el momento en que, al revés, Pontevedra forma parte siempre de la excursión que hacen turistas que están alojados en esos puntos que acabo de decir.

—Insiste en la necesidad de un cambio cultural ¿lo ve fácil? ¿qué estrategias prevé aplicar?

—Los cambios culturales nunca son fáciles, son los más difíciles, no le voy a negar que es complicado: hay que empezar trabajando con los agentes del mercado, es lo más importante, trabajar con los touroperadores, con las agencias mayoristas, con agencias de transporte para que de entrada descubran Pontevedra como ciudad de referencia para crear sus paquetes turísticos, no como simple excursión. Y para ello hay que hacer una labor muy de campo, un trabajo muy de proximidad, hay que ir a hablar con ellos, venderles este nuevo producto de esta nueva forma, que lo conozcan y lo programen así, dejarles paquetes más o menos hechos o que puedan hacer con los hoteleros de aquí. Habrá que hacer una promoción a nivel nacional que vaya en el mismo sentido, hay que ir a los sitios para decir que Pontevedra tiene la capacidad de alojamiento y los recursos para ser ese centro turístico y también hay que trabajar, ya a nivel contratación, con los agentes de grandes ciudades emisoras como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, San Sebastián etc, ir allí, hablarles, traerlos aquí, que aquí se junten con los hoteleros pontevedreses y que ellos mismos contraten directamente y que vean nuestro producto, porque si no traemos al mercado a que vea Pontevedra será muy difícil lograrlo y yo trabajaré en ese sentido. Es todo una dinámica y también trabajaré en otras series de mercados porque hay que poner Pontevedra en el mapa, nadie en estos momentos la conoce. Yo vengo de Madrid en esta última etapa pero he trabajado con sede en Valencia, en Granada etc y nadie, o muy poca gente, piensa en Pontevedra cuando quiere realizar un evento y sin embargo tenemos las condiciones para ello. Pues yo tengo que hacer que eso lo vean, si no eres visible no existes y tengo que hacer que Pontevedra sea más visible.

- Ha señalado las potencialidades y los objetivos. En el extremo contrario ¿qué hay que corregir?

—De manera importante no hay que corregir nada, simplemente tenemos que hacer cosas, hay que hacer todo ese esfuerzo comunicativo y de promoción que se necesita hacer, necesitaremos la inversión adecuada por parte del ayuntamiento en este caso y de cualquier otra institución que quiera colaborar con nosotros, para poder llegar a toda esta parte del mercado y ser capaces de transmitirles el mensaje y que ellos vengan a Pontevedra. ¿Corregir? No hay errores que corregir, simplemente hacer la promoción.

—¿Cuándo será plenamente operativa la empresa municipal de turismo y esta sede de la Casa da Luz?

—Al llegar me he encontrado un trabajo muy avanzado, por lo pronto ya me he encontrado una herramienta que es Turismo de Pontevedra S.A, que es la empresa que ha creado el ayuntamiento, creo que ha sido una gran idea del grupo de gobierno y eso me otorgará a mí más flexibilidad a la hora de hacer cosas, más dinamismo, será todo más fácil. Por otro lado ya me he encontrado una planificación estratégica hecha, hay tres planes (estratégico en sí, de producto y de competitividad) y por tanto ya tengo en qué basarme para muchas cosas que haga. Y en tercer lugar me he encontrado una sede estupenda y ya planificada para todo lo que haremos aquí. La sede de la Casa da Luz estará operativa en la segunda quincena del próximo mes y funcionando al 100% como debe de funcionar quizás es aventurarme demasiado pero me gustaría que estuviese plenamente operativa para verano.

—Alrededor del 10% del PIB pontevedrés depende del turismo ¿cuál sería un objetivo realista de incremento en los próximos años?

—Por ahora sólo puedo decir que hay que elevarlo, quiero tener más datos más fiables sobre el tema, soy consciente de que se puede elevar. Y no sólo eso, creo que tanto el concejal de Turismo Julio Castela como el equipo de gobierno también son conscientes de que el turismo es si no la pata principal una de las tres patas principales que puede ayudar a Pontevedra a salir de la situación actual, es una clave decisiva para ayudar a salir de la crisis, creando mucha mayor riqueza y por tanto más puestos de trabajo. La ocupación media podremos llegar a elevarla a medio plazo alrededor de dos dígitos, subirla un 10% antes de cinco años, es un objetivo factible. Este año será de mucho trabajo de promoción, quizás obtengamos ya resultados ¿por qué no? Es factible. El año que viene será promoción todavía más intensa si cabe y obteniendo resultados de una manera más clara y ya el trabajo se enfocará a que los grandes resultados se empiecen a ver en 2012.

—La oferta hotelera actual es suficiente...

—Es suficiente, de hecho la ocupación media es baja, ahí no hay duda, pero eso lo va a marcar el mercado, va a ser el mercado el que le diga a los empresarios si Pontevedra necesita otro hotel. Ya hay alguna propuesta de hacer algún hotel nuevo, sobre todo de lujo, de 5 estrellas que es el que no hay en Pontevedra ahora y me refiero al de la parcela de Tafisa. En estos momentos no es que sea absolutamente necesario pero si se hace estupendo porque será complementario a la oferta actual, todo lo que sea sumar está bien. Si soy capaz de aumentar el turismo en la medida que creo espero que sí se necesite aumentar la oferta hotelera en breve.

—¿El gran objetivo será captar el turismo de congresos o el de fin de semana?

—Tenemos grandes objetivos segmentados, tenemos un claro objetivo con el turismo de fin de semana, con los paquetes de fin de semana que vamos a lanzar en breve, creo que también en la segunda quincena de marzo: “Pontevedra romántico”, “Pontevedra gastronómico”, “Pontevedra natural”, “Pontevedra monumental”, paquetes especialmente diseñados, de uno o dos días, con servicios complementarios para escapadas de fin de semana, un mercado más bien cercano. Por supuesto otro objetivo importante es el turismo de congresos porque aquí tenemos las instalaciones adecuadas y podemos darle una proyección importe. Ahí la idea es ir a empresas directamente, a asociaciones, colegios profesionales, fundaciones etc y proponerles Pontevedra. Además nosotros desde Turismo de Pontevedra les vamos a hacer todo, se lo vamos a poner facilísimo, le ayudamos a organizarlo, en el protocolo, las visitas, en todo. Creo que hay que darle esas facilidades a los clientes, vamos a hacerles todo, el mismo servicio que ofertaba en los grandes hoteles.

—¿Todo este proceso lo ve fácil o difícil?

—Ni fácil ni difícil, lo veo interesantísimo, con posibilidades, es un cambio cultural pero Pontevedra va a ubicarse donde realmente se merece. Y eso no es sólo una cuestión mía, tengo que conseguir el apoyo de las instituciones, de los hoteleros (con los cuales ya he empezado a trabajar esta misma semana), de los hosteleros y el apoyo de todos los ciudadanos de Pontevedra, la gente se tiene que concienciar de que eso va a ser bueno para la ciudad. ¿Qué quiero decir con esto? Que los taxistas tienen que ser amables, que los camareros tienen que ser amables, que en los hoteles se tiene que dar un servicio de calidad, que la zona monumental y en general toda Pontevedra tiene que estar limpia, todo bien señalizado (y por fin este mes de marzo se implantará todo el tema de la señalización hotelera) y para todo ello los pontevedreses tienen que involucrarse, ya sé que somos amables con el turista pero esa cortesía se tiene que notar si alguien nos pide una indicación. Tenemos que lograr que a la vuelta el turista diga que en Pontevedra, aparte de ser preciosa, la gente estaba preocupada y se desvivía en los resturantes y hoteles, se podía pasear estupendamente. Y hay que pensar que el ser amable sale rentable, quizás es difícil ver la relación directa pero un turista o un visitante feliz gasta más y además repite viaje, y todo eso es dinero para todos, desde el kiosco al resturante o las tiendas. Y hablamos de muchos más puestos de trabajo. No lo dude, tenemos que invertir en turismo todo lo necesario porque le sacaremos una rentabilidad excelente.


19/02/2010

Visit Pontevedra